Pruebas físicas y requisitos para ser guardia civil en 2021

Conocer el calendario de las próximas oposiciones a la Guardia Civil 2021 es vital, pero para muchos aspirantes, las pruebas físicas son más importantes porque superarlas requiere de habilidades físicas y entrenamiento de resiliencia, aunque juegan un papel importante en la puntuación final. Es por ello por lo que en este artículo conocerás las oposiciones a guardia civil y sus requisitos.

Por ello, los candidatos deben prepararse físicamente durante meses. Dado que los exámenes de la Guardia Civil 2021 tendrán lugar entre julio y septiembre del año que viene, y las pruebas físicas tendrán lugar en septiembre, es fundamental empezar a estudiar antes de enero. Así ganarás tiempo y podrás estar en condiciones físicas óptimas para el examen. Así que vamos a ver los requisitos para las oposiciones de la Guardia Civil, y luego profundizaremos en las pruebas físicas.

¿Cuáles son los requisitos físicos de la Guardia Civil?

Lo primero que hay que saber es que las pruebas físicas o psicotécnicas de la Guardia Civil están actualmente separadas en cuatro ejercicios:

  • La carrera de 60 metros.
  • Carrera de 2.000 metros para la resistencia.
  • Las extensiones de brazos. Estas son una buena forma de fortalecer la parte superior del cuerpo.
  • Habilidad de nado de 50 metros estilo libre.

A excepción de la disciplina de natación, que sigue siendo 50 metros estilo libre, las puntuaciones se modifican de la siguiente manera: Velocidad (50 metros), Resistencia (1.000 metros) y Fuerza de extensión de brazos (flexiones) a la espera de la convocatoria de 2019.

La carrera de velocidad es el primer entrenamiento

La primera actividad es un sprint de 60 metros en una pista, preferiblemente de atletismo, que cada aspirante debe completar en 10 segundos para los hombres y 11 segundos para las mujeres.

Además, al concursante se le permiten dos intentos a la vez para permitir la recuperación. Además, y esta es la novedad más esencial, si los candidatos tienen más de 35 años, las marcas serán diferentes, aunque aún no se sabe en cuántos segundos se fijarán.

El segundo entrenamiento es una carrera de resistencia.

La segunda prueba está destinada a evaluar la resistencia de los candidatos. Para ello se realizará una carrera de 2.000 metros, que deberá terminarse en una pista de atletismo o en una superficie plana, como antes.

Para superar el segundo ejercicio es necesario un tiempo inferior a 9 minutos y 25 segundos. Las mujeres, en cambio, tienen un tiempo algo mayor, de 11 minutos y 14 segundos. Sin embargo, a diferencia del sprint, sólo se permite un intento.

La fuerza de la parte superior del cuerpo es el tercer entrenamiento

La fuerza de la parte superior del cuerpo se pone a prueba en este ejemplo al ser capaz de estirar los brazos desde una postura prona en el suelo sin hacer una pausa, o al ser capaz de hacer flexiones.

También hay una pausa en este escenario, así como dos intentos para completar la prueba. A partir de esta información se determinan los siguientes criterios físicos:

  • Cuando la barbilla entra en contacto con el suelo y vuelve a la posición inicial, se puntúa una flexión.
  • En todo momento, la cabeza, los hombros, la espalda y las piernas deben estar estirados.
  • Cualquier flexión y extensión de los brazos que no esté sincronizada, o en la que cualquier parte del cuerpo se apoye en el suelo que no sea la barbilla, los dedos de los pies y las manos, no es legítima.
  • Se puede aplicar un acolchado en la superficie de apoyo de la barbilla hasta un grosor máximo de 6 cm.
  • La cantidad de repeticiones realizadas con éxito determina la puntuación de esta prueba.

La destreza en el manejo del agua es el cuarto ejercicio

En esta prueba se deben completar 50 metros de nado libre. Los hombres deben lograr un tiempo inferior a 70 segundos y las mujeres un tiempo inferior a 75 segundos para superar esta prueba física en el agua.

En cualquier caso, para ejecutar este entrenamiento acuático en una piscina se deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Debe realizarse en una piscina lo suficientemente larga como para permitir la realización de la prueba.
  • Se prohíbe el contacto con los elementos que definen el carril, salvo los necesarios para completar el giro.
  • Sólo se permite un intento.

Hasta la convocatoria de 2019 era necesario aprobar en cada caso para ser considerado “candidato apto” en cada uno de los exámenes.

Si eras un “aspirante suspenso” en cualquiera de los ejercicios, quedabas automáticamente eliminado de la oposición de la Guardia Civil. Sin embargo, aún estamos a la espera de saber si algo va a cambiar en este aspecto.

¿Podrán modificarse las pruebas físicas que utiliza la Guardia Civil en 2022?

Las pruebas físicas utilizadas en los procedimientos de selección de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, y por tanto de la Guardia Civil, suelen ser las mismas de una oposición a otra.

Año tras año, los formatos de los entrenamientos son prácticamente los mismos. Es posible que la puntuación mínima para aprobar se actualice, pero esto no ocurre muy a menudo.

En cualquier caso, no podremos informarte de si las pruebas físicas de la Guardia Civil cambiarán en 2022 hasta que salga la correspondiente convocatoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.