El mayor secreto de los profesores: webs para resolver problemas

Alguna vez te has preguntado cómo es posible que hasta los profesores que no parecen muy inteligentes sepan la respuesta a todos los ejercicios de clase. ¿Cómo es posible qué maestros que no se explican muy bien conozcan el resultado de cualquier problema del libro de texto? Hoy te contamos el secreto mejor guardado de los profesores.

Libros con problemas y ejercicios resueltos

Estarás de acuerdo en que hay asignaturas que pueden llegar a ser realmente difíciles, que tienen problemas imposibles de resolver y que hacen que te rompas la cabeza. ¿Cuál es el truco de los profesores para conocer las respuestas de todos esos ejercicios? Pues la respuesta está ni más ni menos en tener un solucionario

Es posible que nunca en tu vida hayas oído esta palabra, pero seguro que te haces una idea de lo que contiene solo por su nombre. Se trata de un libro en cuyo interior se encuentra la solución de todos los problemas. Seguramente habrás visto que tu maestro tiene un libro de texto igual que el tuyo. No obstante, lo que posiblemente no sabes es que las editoriales imprimen también un libro solo para maestros que la respuesta a todos los problemas y ejercicios. De esta manera, los profesores siempre saben cuál es el resultado. ¿Sorprendido?

Cómo conseguir un solucionario

Tras este descubrimiento, estarás deseando saber si es posible conseguir uno de estos libros. Todavía recuerdo mi primer año de preparatoria o bachillerato, cuando la maestra se dejó el solucionario de biología en el aula y corrimos a hacer fotocopias. Afortunadamente, hoy en día es mucho más fácil conseguirlo. Existen webs para resolver problemas dónde encontrarás justo lo que necesitas, sin arriesgarte a que te descubra tu profesor. ¿Verdad que es fácil?

Utilizar los libros con soluciones 

Ahora que ya sabes esto, seguro que te surge una pregunta muy importante. Sin duda te estás planteando si deberías comprar los libros con ejercicios resueltos de aquellas asignaturas que más se te resisten. Es cierto que suena muy tentador, pero a la vez un poco peligroso. Por este motivo nuestro consejo es bien claro: son recomendables si tienes cuidado y sabes controlarte. ¿Por qué? Estos son los pros y contras:

De poco te servirá copiar directamente los resultados sin entender todos los pasos que llevan a esa solución. Cuando se corrijan los ejercicios en clase quedarás muy bien porque parecerá que lo sabes todo. Ahora bien, ¿qué pasará el día del examen? Pues si no has dedicado tiempo a estudiar y razonar sobre los ejercicios, no sabrás resolver los problemas planteados. Así que te espera un buen suspenso o reprobado.

Sin embargo, está muy bien que dispongas de las soluciones a los ejercicios y que puedas comparar tus resultados con los que da el solucionario. Cuando esté realizando los deberes o la tarea en casa es bueno qué puedas asegurarte de que la conclusión a la que has llegado es la correcta. Y en caso de que no coincida podrás repasar tú ejercicio para encontrar dónde está el problema. Eso sí, debes tener unos buenos hábitos de estudio para no tomar el camino fácil.

Ahora que ya conoces el secreto mejor guardado por los profesores, ¿crees que es justo que dispongan de esta herramienta? ¿Consideras que los alumnos también deberían tenerla? Déjanos un comentario para saber tu opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *