Retos personales: qué son, para qué sirven y cómo superarlos

En un mundo cada vez más competitivo, tanto a nivel escolar como laboral, son muchos los retos o desafíos que se te presentan. Por otro lado, puede que incluso tengas afán de superación y tú mismo te pongas retos personales. Ahora bien, es posible que tengas dudas sobre este tema. Por eso queremos responderte en este artículo a tres preguntas: ¿qué son los retos personales? ¿Para qué sirven los retos personales? ¿Cómo superar un reto personal con éxito?

Definición de retos personales

Si quieres saber qué significa un reto personal, lo más fácil es buscar la definición en un diccionario. No obstante, para ahorrarte el tiempo, te la ponemos aquí. Un reto es un objetivo difícil de llevar a cabo. Por este motivo resulta ser un desafío y un estímulo para quien se enfrenta a él. Por lo tanto, un reto es algo complicado de superar, sobre todo en ocasiones en las que no son realistas. Eso nos lleva a la siguiente pregunta.

Para qué sirven los retos personales

Aunque ahora eres joven, conforme avance el tiempo conoceras a gente estancada en su vida. Pasarán los años y seguirán viviendo en el mismo sitio, trabajando en el mismo puesto sin progresar y siguiendo una monótona rutina. ¿Por qué? La respuesta es muy sencilla: no tienen retos personales. Si todos fuéramos así, ¿piensas que Cristobal Colón hubiera llegado al continente americano? ¿Crees que el hombre habría conseguido viajar hasta la Luna? Por supuesto que no.

Entonces, ¿para qué sirve tener retos personales? Para progresar. Cuando pones frente a ti nuevos retos personales y te mentalizas para superarlos, das lo mejor de ti. Conforme vas superando estos retos aprendes, maduras y en definitiva creces como persona. Verás que tu vida va tomando un camino y que con tu esfuerzo lo vas recorriendo. Cuando consigues superar uno a uno esos retos, podrás sentirte orgulloso de ti mismo.

¿Qué tipos de retos existen?

Hay retos que nos pueden ayudar a superarnos, a encontrarnos a nosotros mismos. Tanto que al conseguir superarlos nos sorprendemos de todo el potencial que teníamos escondido. Y, por el contrario, existen retos que lejos de ayudarnos, nos afectan. Pueden dañarnos emocionalmente, económicamente e incluso matarnos. Así que mucho ojo querido lector. Pero primero vayamos a los retos que son positivos.Qué son los retos personales.

Retos personales positivos

Recuerdo que cuando tuve que pausar la universidad por falta de dinero, en una ocasión un familiar me dijo: “Si lo dejas, no volverás nunca. Lo verás”.

Fue un verdadero reto personal estudiar y trabajar al mismo tiempo. Cuando haces las dos cosas a la vez tienes que cumplir con tu jefe pero también con tus maestros y contigo mismo, ya que debes aprovechar al máximo los estudios. Y al final fue misión cumplida pues, con esfuerzo y cariño terminé tramitando mi titulación poco tiempo después. Por fin había superado este reto personal y ya era una egresada.

Así que a lo largo de tu vida como estudiante verás cómo te enfrentas a nuevos retos personales. No todo se limita a elegir qué carrera estudiar con un test vocacional o decidir a qué universidad ir. Tendrás que afrontar nuevos retos cada vez más difíciles. Por ejemplo, aprobar los exámenes de ingreso y, más adelante, si no tienes el apoyo económico, trabajar para pagarte la escuela.

Ya estando en la escuela, vendrán nuevos retos al tener nuevos compañeros. Algunos te recibirán bien y podrás hacer amigos verdaderos. Lamentablemente también hay otros que son problemáticos y disfrutan abusando de los más débiles. Pero no te preocupes por con el acoso escolar u otros problemas que te puedas encontrar. Si eres inteligente, le sacarás partido a toda situación y la usarás a tu favor para superar el reto. Así que no te desanimes.

Siempre piensa que hay diferentes maneras de hacer las cosas y que si todo lo haces con cabeza, sin duda te saldrá bien. Basta dedicarle tiempo y esfuerzo.

Pero, ¿qué pasa si alguien te reta a hacer algo que te pueda lastimar?

Retos negativos

Las redes sociales son un medio maravilloso de ponernos al día, pero también se pueden convertir en nuestro enemigo si no las usamos debidamente.

Imagina que alguien te reta a hacerte una foto en un lugar peligroso, saltar desde una gran altura o comprobar tu resistencia al dolor, por ejemplo, cortándote. Es posible que sientas que vales menos si no aceptas este tipo de retos o que necesitas hacer algo así para demostrar que no eres un cobarde. Pero para a pensar un poco y reflexiona en las preguntas que tienes a continuación. ¿Qué provecho podría tener esto en tu vida? ¿Te ayudaría a ser mejor persona? ¿Realmente lograrías así que te respeten? ¿Eso te ayudaría a cumplir tus envidiables metas? ¿Cómo podrían seguir disfrutando de tu compañía todos esos amigos si te ausentas? ¿Vale la pena arriesgar tu vida porque alguien te haya desafiado?

Lastimarte sólo te restará autoestima, afectará a las personas que te quieren (que aunque a veces no nos damos cuenta, son muchas) y acabará con tus ilusiones y todo lo maravilloso que tienes para dar, junto el derecho de superarte. Puede que ahora veas hacer algo así como lo más importante del mundo. Créeme, todos vamos cambiando y es normal tener altibajos en nuestras vidas y que por tanto veamos las cosas de forma distorsionada. Pero no te obsesiones ni te agobies. De hecho, esa es la sal y pimienta de la vida. Llorar y reír. Eso querido lector, es vivir.

Retos personales: ejemplos

Si con ánimo de superarte quieres ponerte metas u objetivos, aquí te damos algunos ejemplos de retos personales que puedes utilizar:

  • Alcanzar tu peso ideal. Tal vez necesites subir o bajar de peso, no solo por apariencia, sino por salud.
  • Acabar los estudios. Da igual si es una carrera universitaria, preparatoria o un curso a distancia. No tires el tiempo invertido y finaliza lo que empezaste.
  • Recuperar una amistad. No importa cuanto tiempo haya pasado, los buenos amigos siempre estarán ahí.

Cómo afrontar nuevos retos personales

Mi consejo es: aprende, conócete, supérate y sé paciente. Así que lejos de hacer caso a cosas nocivas, enfoca tus pensamientos en cosas que te suban la autoestima, lee cosas positivas y agradables. Conoce gente que haya estado en tu situación y que de alguna manera ha logrado superarse. Todos esos testimonios te ayudarán. Desarrolla amistad con gente que ahora está a donde aspiras llegar. Viaja y conoce gente nueva. Aprende nuevas técnicas de hacer las cosas.

Cuando hagas algo siempre piensa en un “plan B” en caso de que el “plan A” no funcione. Hay que ser previsor y tener siempre una alternativa por si las cosas no salen como esperas. No te desmoralices pronto. Siempre piensa más allá y en una posible solución. ¡Cuántas veces la respuesta está a la vuelta de la esquina y estamos tan cerca de encontrarla! Ten paciencia, no sea que te vayas a arrepentir por no haber esperado un poco más cuando las cosas no han funcionado a la primera. Así que como podrás darte cuenta la actitud es muy importante a la hora de vencer retos.

¿Cuáles son tus retos personales?

Recuerda, todos tenemos retos en la vida. En la escuela, en la familia, con los amigos, con la pareja. Pero la pregunta es, ¿te esforzarás por superarlos?

Por el contrario, si has superado alguno del que estés especialmente orgullos, ¡cuéntanoslo! Estamos deseando saber cuáles son tus retos personales o aquellos que ya has podido dejar atrás. Somos todos oídos.

Por cierto, si quieres un nuevo reto personal, te proponemos uno: leer todos nuestros artículos. No nos cabe duda de que te ayudarán a aumentar tu rendimiento escolar.

Hasta el próximo artículo… o reto.

2 respuesta a “Retos personales: qué son, para qué sirven y cómo superarlos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *