26 cosas que deberías hacer antes de acabar el bachillerato o preparatoria

Una vez más acaba el año escolar. Esto no solamente significa estudiar horas interminables y hacer muchos exámenes. Esta vez es diferente. Terminas el bachillerato o preparatoria y te encaminas a un nuevo rumbo en la vida. Llega la hora de despedirse de lugares que has frecuentado a diario y amistades que conoces desde hace años. En definitiva, es un fin de ciclo. Por eso queremos recordarte algunas cosas que hacer antes de que llegue ese día. Toma nota y date prisa.  A ver cuántas eres capaz de hacer.

Cosas que hacer antes de acabar el bachillerato

1. Da las gracias a los maestros que significaron algo para ti.

Los buenos profesores no quieren más que enseñar y darles herramientas necesarias a sus alumnos para desarrollarse como individuos. Y sobre todo saber que han marcado sus vidas.

Por eso si hubo algún profesor que te haya ayudado a querer alguna materia o a comprenderla mejor, agradece ese tiempo y esfuerzo que demostró hacia ti como alumno y hacia el grupo en general. No tienes idea del impacto que tendrán tus palabras para animarle a hacerlo mejor.

2. Haz una cápsula del tiempo.

Quizás te entre la tentación de tirar todos esos papeles que solías guardar en la mochila pero, aunque te cueste creerlo, un día amarás volver a verlos.
Colócalos junto con todos tus recuerdos de la preparatoria, en una caja que tenga un mensaje divertido como por ejemplo: “No me abras hasta que sientas orgullo de hacerlo”. Créeme, no te arrepentirás de guardarlos. Al contrario, pasado los años sonreirás de felicidad.

Cosas que deberías hacer antes de acabar preparatoria.Justin Scott Campbell

3. Grábate caminando por las aulas y la escuela.

Puede parecer absurdo ahora pero verás como en varios años revives esos momentos y se te hará la piel de gallina al ver lo joven que eras. Escucharás cómo te expresabas, como eran los salones de curso, la escuela, tus compañeros, maestros, etc.

4. Asiste a un evento que organice tu escuela al que normalmente no asistirías.

Hay muchos más eventos en tu escuela de los que te imaginas. Lo que sucede es que no te enteras. Así que no te vayas sin antes ir a una obra de teatro, un musical, o mirar un juego. Con el paso del tiempo agradecerás haber asistido y tus recuerdos serán mayores.

5. Comienza a cocinar algo sencillo, lavar tu ropa y plancharla.

Llega una edad en la que es bueno demostrar que nos estamos convirtiendo en adultos y no sólo porque sabemos conducir un auto, viajamos sin nuestros padres o nos desenvolvemos bien al hablar. Parte de ser un adulto es ser autosuficiente. Y la prueba de fuego viene cuando aprendes a cocinar, lavar y planchar tu ropa.

Al principio cometerás errores (los cuales te arrancarán más de una sonrisa después de varios años al recordarlos y que nos encantaría que contaras en el espacio que tenemos para los comentarios). Pero verás qué feliz te pones cuando pruebes esa ensalada tan rica que has preparado con todos esos condimentos sabrosos y todo tu corazón puesto en ello; o cuando mires que ese punto de suciedad en tu camisa favorita se ha ido porque la has lavado bien. Y además, bien planchada. A tu gusto.
Entonces, ahora sí te diremos: “Bienvenido a este proceso de ser adulto en la universidad”.

6. Limpia tu reputación en los redes sociales.

Independientemente de que estés estudiando o vayas a comenzar un nuevo empleo, siempre querrás que el mundo vea lo mejor de ti. Pregúntate a ti mismo, ¿es esta una foto o comentario que quisiera que mi profesor o jefe vea?

Si tu respuesta es no, bórrala. Recuerda, estás tratando de dar una imagen madura no la de un/a chiquillo/a.

Practicar deporte en la universidad.

7. Haz ejercicio.

Si te gusta ejercitarte, bien hecho. Y si no, todavía estás a tiempo. Muchos dicen que el primer año en la universidad suben varios kilos de peso, pues están tan preocupados por sacar todos sus trabajos y proyectos que comen mucha comida chatarra como pizza, hamburguesas, etc. De ninguna manera decimos que esto es malo pero si sólo comes esto y encima no te ejercitas, subirás de peso y rendirás menos en tus estudios. Por otra parte, el ejercicio te aporta salud y seguridad además que te despeja la mente. Claro, todo siempre con equilibrio y moderación.

8. Pide información de contacto a todos tus maestros y compañeros.

Es mejor que tengas sus correos y datos en redes sociales. Así será fácil saber de ellos pasado el tiempo y, en caso de necesitar algo, poderlos contactar fácilmente.

9. Graba un audio de tus amigos y compañeros de clase.

Pulsa el botón grabar, colócalo cerca de ti y comienza a conversar como lo haces normalmente con todos. Un día te alegrará recordar cómo eran realmente tus amigos y compañeros de escuela y cuán cercanos eran. Revivirás momentos que te quitarán el aliento.

10. Haz una lista de las canciones que más sueles escuchar.

En unos años, cuando escuches esas canciones, será como viajar en una máquina del tiempo. Retrocediendo a esa época, esas sensaciones, experiencias que viviste durante la preparatoria o bachillerato. Te acordarás de esa canción que te dedicaron o dedicaste, de la más sonada en las fiestas o de aquellas que escuchabas en el auto mientras salías con tus amigos.
Así que no olvides hacer tu lista.

Tomar una foto con la familia.
bepster

11. Haz una foto con tu familia.

No tiene que ser en plan formal, puede ser divertida. Si la organizas bien, los puedes disfrazar o ponerlos en alguna pose graciosa. Haz que tus días de preparatoria te recuerden lo bien que era tenerlos de cómplices de locuras.

12. Cocina para tu familia.

Recuerda que estás a un paso de ser adulto. Un desabrido “gracias” no será suficiente. Así que practica con tu familia y demuestra tus habilidades en la cocina. Diles que es una manera de agradecer su apoyo.

Haciendo esto ganarás experiencia para un futuro y quedarás más que bien con ellos. Confía en mí, ¡te amarán!

13. Agradece el apoyo brindado a los administradores, al conserje y trabajadores.

Todos esos héroes anónimos que fueron la sal y pimienta durante tu estancia en las instalaciones merecen un “gracias” y un buen “adiós”.

Muchos tuvieron que aguantar rabietas, malas caras, mucho ruido, travesuras, entre otras cosas peores. Y ahí siguen esperando a las nuevas generaciones. Así que alguna palabra animadora de seguro les ayuda a seguir aguantando el día a día.

14. Hazte una foto con tus amigos.

Seguramente tenían un rincón preferido para planificar sus travesuras o tenían sus poses y saludos especiales. Pues eso no debe faltar en una foto. Además, será muy difícil volver a estar juntos en el mismo sitio. No te imaginas lo divertido que será reunirse unos 10 años después y ver estas fotos.

15. Elabora una lista de las cosas buenas y malas que has vivido en la preparatoria.

A veces tendemos a recordar o todo lo malo, o todo lo bueno que nos pasó durante nuestros estudios en la preparatoria o bachiller. Sin embargo, si te tomas tu tiempo ahora para escribir las cosas buenas y malas que te sucedieron durante esta etapa de tu vida la recordarás tal y como fue.

Recupera una amistad.

16. Acércate a uno de tus amigos de los que te hayas alejado.

A veces nos alejamos de nuestros amigos no porque nos hayamos molestado con ellos, sino porque vamos formando parte de algún círculo social con fines diferentes. Así es, metas, hábitos, maneras de pensar, etc. Por ejemplo, te das cuenta que a tu amigo/a le gusta música diferente a la que te gusta a ti y por lo tanto van a conciertos diferentes con gente con la que tienen eso en común.
Por eso, acércate a esos amigos de los que te has alejado y disfruten unos minutos juntos. Podrías preguntarle cuáles son sus metas a corto y mediano plazo. Te sorprenderá el acercamiento que pueden llegar a tener.

17. Piensa bien qué escribirás en los anuarios de tus compañeros.

Es fin de curso y todos estarán locos por recabar dedicatorias por parte de los maestros, amigos y compañeros. Por eso, en lugar de sólo poner: “eres la onda” en todas las dedicatorias, piensa en poner algo significativo. Algunas palabras que valgan la pena recordar al abrir el anuario 20 años después. Si vivieron algo especial juntos, no olvides añadirlo.

Sé auténtico/a y escribe lo que realmente piensas, claro de manera positiva. A nadie le gustará tener un montón de insultos en su libro como seguramente esperas no tener alguno en tu anuario. Así que plasma algo creativo y positivo que sea memorable en el anuario de tus compañeros.

18. Ofrece una disculpa a los que maltrataste.

La escuela en ocasiones puede ser un sitio muy frívolo. Hasta las mejores personas pueden lastimar a otras si llegan a tener un momento malo.
Si por alguna razón un día dijiste algo hiriente que no deberías haber dicho o trataste mal a alguien e incluso lo golpeaste, lo mejor es que ofrezcas una disculpa a esa persona. Lo apreciará mucho y tu te sentirás menos culpable a partir de ese momento. Recuerda que todo en esta vida se paga. Y que te acosen y maltraten no es una de la mejores cosas que te encantaría vivir a menudo.

19. Dile a ese amor platónico que te gusta.

La mayoría de la gente, en cuanto se hace mayor, se arrepiente de cosas que no hizo teniendo la oportunidad de hacerlas. Así que si morías de amor por esa persona y te daba miedo que se enterara, ¡corre y díselo! Total, si te manda a volar, no la volverás a ver. Por otro lado, si te da una oportunidad, ¡lo has logrado porque te has atrevido! Una cosa menos en tu lista de miedos.

Come por última vez en la cafeteria.
Reed Sandridge

20. Compra algo en la cafetería por última vez.

¿Quién no recuerda a Lupita o Gregorio los que atendían la cafetería? Los vemos tan a menudo que podríamos pensar que viven allí. Pues diles adiós y come esa sopa instantánea, hamburguesa o malteada que solías comprar. Mira el local, detente a olerlo, escucha cada ruido. Recuerda que difícilmente volverás a estar en este sitio en el que tanto tiempo pasaste.

21. Haz una broma bien pensada, pero no vayas muy lejos.

Diviértete pero no seas destructivo/a o vayas más lejos de lo razonable. Te puedes divertir haciendo alguna broma inteligente, bien pensada, que provoque risas y momentos memorables, no una expulsión o hasta un arresto días antes de la graduación.

Así que pon a trabajar esa cabeza y escribe ahora una lluvia de ideas sobre qué bromas hacer a algún maestro (si crees que le hará gracia. Si no, mejor no te arriesgues) o compañero/a que esta etapa sólo la vivirás una vez en tu vida. Solo por favor, nada de bullying o acoso escolar que eso no es agradable.

22. Organiza una salida con tus compañeros.

Hagan un viaje corto o salgan a hacer algo divertido. Planeen una escapada y diviértanse. Mucho ojo con hacer algo que los meta en problemas ya que en lugar de disfrutarlo, podrían terminar viviendo una pesadilla. Por eso, planifiquen qué hacer, cuánto gastar y qué ropa llevar. De seguro ninguno lo olvidará y tendrán muchos buenos recuerdos que atesorar de esa etapa de su vida.

23. Habla ahora o calla para siempre.

¿Alguno de tus compañeros te maltrató o te acosó? Ahora es tiempo de decirle que no te gustaba como te trataba. No tengas miedo. Esto te ayudará a dejar en el pasado esos malos sentimientos y superarlos. De cualquier manera, si ahora lo sufres, no permitas que esto sigue sucediendo. Mira nuestro artículo que te ayudará a saber cómo combatir el acoso escolar.

David Lin

24. Imprime tus fotos y consérvalas en un álbum.

Como te habíamos recomendado, saca muchas fotos. Pero aunque se escuche algo anticuado, imprimelas y consérvalas en un álbum. Ese recuerdo lo tendrás a la mano toda tu vida aunque tu computadora se dañe o cierres tus redes sociales.

25. Organiza un plan para el verano.

Una vez que salgas de la escuela, probablemente sentirás melancolía. Si quedas para ver a tus amigos en verano, no tendrás tanto el sentimiento de no volverlos a ver. Y si no sientes melancolía, es un pretexto más para seguir la fiesta con los que quieres y aprecias.

26. Siéntete orgulloso/a de ti mismo/a

Independientemente de que ames u odies la preparatoria, piensa que la has finalizado. Bien, mal o regular pero lo has hecho. Es una etapa más de tu vida que has logrado superar y de la cual has aprendido a crecer como individuo. Bienvenido al mundo de los jóvenes adultos.

Comienta una nueva vida sin olvidar el pasado

Como puedes imaginar no es obligatorio cumplir una a una toda la lista ni mucho menos en el orden que te hemos indicado. Lo que sí que te puedo asegurar es que cuantas más hagas, mejores recuerdos tendrás.

A veces es duro cerrar una etapa de tu vida porque son muchas las cosas que dejas atrás. Por eso, te recomendamos que sigas nuestros consejos y guardes lo mejor de esta época en la preparatoria. Seguramente, cuando pasen los años, agradecerás haber hecho caso a este artículo. No hay que vivir en el pasado, pero tampoco olvidarlo.

Te deseamos lo mejor en la universidad, el trabajo o donde quiera que ahora se dirija tu vida. ¡Sonríe!

2 respuestas a «26 cosas que deberías hacer antes de acabar el bachillerato o preparatoria»

  1. Me alegro de haber leído su artículo, estoy por cursar el ultimo año de la preparatoria, y disfrutaré al máximo todo, por que tienen razón, le daré lo mejor de mi a mis amigos y maestros, un gusto haberlos encontrados. Me gustaría seguir leyendo más blogs.

    1. Hola:
      Muchas gracias por tu comentario. Esperamos que puedas superar tu año de preparatoria y que además disfrutes al máximo de él con tus amigos y profesores.
      Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.