Qué es el acoso escolar y cómo evitarlo. ¡Defiéndete!

¡Estás gorda! ¡Eres un tonto! ¿Cuántas veces hemos escuchado estas palabras? Lamentablemente, estos ataques suelen venir de algún compañero de escuela o, por qué no decirlo, hasta de nosotros mismos. Si te has visto en esta situación posiblemente sufres acoso escolar. ¿Sabes de qué maneras te puede afectar? ¿Lo puedes evitar? ¿Cómo?

¿Qué es el acoso escolar?

El acoso escolar o bullying (en inglés), es maltrato físico, verbal o psicológico hacia otra persona. Este puede venir de algún profesor o compañero de escuela. Por lo general lo sufren jóvenes tímidos, con baja autoestima o que sencillamente son diferentes. Los acosadores buscan víctimas que no son capaces de defenderse.

¿Me podría afectar el acoso escolar?

Desafortunadamente, todos somos susceptibles a los comentarios y actitudes de otros hacia nosotros. Por lo general, a todos nos gusta ser tomados en cuenta, sentirnos parte de un grupo social y ser aceptados. Socializar es algo que está en nuestra naturaleza y que forma una parte importante de nuestra vida. Sin embargo, cuando alguien nos insulta, es indiferente o nos excluye de un grupo de amigos, eso nos podría afectar mucho. Esto es algo para lo que no estamos hechos.

Pero, ¿qué hay si tú eres víctima del acoso en la escuela? ¿Cómo te podrías dar cuenta de que lo estás sufriendo?

Cómo superar el acoso escolar (bullying).

Cómo identificar el acoso escolar

Contestar algunas de estas preguntas te ayudará a darte cuenta si estás sufriendo acoso escolar:

  • ¿Recibo constantemente críticas negativas del mismo profesor?
  • ¿Mis compañeros me han puesto un apodo y muy a menudo se burlan de mí?
  • ¿Mi gran amigo/a me dice siempre que soy feo/a o gordo/a?
  • ¿Estoy teniendo trastornos alimenticios a causa de los comentarios de otros?
  • ¿Me ha llegado a tocar un maestro o compañero?
  • ¿Siento pavor de pensar en volver a la escuela al día siguiente?
  • ¿Me avergüenza contarle esto a alguien?
  • ¿Creo todo lo que me dicen sobre mí?
  • ¿He pensado en hacerme daño o dejar de existir?

Si te sientes identificado/a con varias de estas preguntas, piensa que estás siendo acosado/a. Lo bueno es que ya has logrado dar el primer paso: identificar el acoso escolar. ¡Ahora a poner manos a la obra!

No es tu culpa sufrir acoso escolar

Querido/a lector/a, antes que nada debes pensar que todos cometemos errores y que claramente esta es una manera de aprender. Nadie en la vida nace sabiéndolo todo. Por eso, aprende a tomar todo lo que venga con madurez. Estás en un periodo de tu vida en el que tienes que tomar decisiones importantes como elegir qué estudiar, posiblemente con quién compartir tu vida y hasta independizarte. Todo esto lo lograrás exitosamente si eres positivo y meditas bien antes de actuar.

Ahora bien, debes tener muy en cuenta que aunque nos podamos equivocar, eso no autoriza a nadie a maltratarnos. Si alguien se aprovecha de ti o se mete contigo por el mero hecho de ser diferente, ni es tu culpa, ni tienen razón en lo que dice. Todos somos iguales y cada uno tiene sus puntos fuertes y débiles, pero nadie es mejor que nadie. Nunca llegues a pensar que si sufres acoso escolar es culpa tuya, ni que vales menos que los demás.

Cómo evitar el acoso escolar

En la mayoría de los casos, el acoso escolar consiste en hacerte sentir inútil, tonto e insignificante. Tan solo quieren ridiculizarte. Pero, si optas por ser positivo ante las dificultades, podrás salir victorioso ante cualquier intento de acoso escolar. Analizar esta lista con calma, de seguro te ayudará a evitar el acoso escolar:

  • Ríete de tus errores, aprende de ellos y esfuérzate por no repetirlos.
    Si alguien puntualiza siempre tus errores, ignora a esa persona. Si persiste acosándote, coméntalo con tu profesor y algún familiar. Algo muy distinto sería que de vez en cuando alguien te dé algún consejillo sobre algo en que mejorar.
  • Si alguien te hace daño físico, cuéntaselo a un familiar y un superior en la escuela, como un maestro, orientador o incluso el director.
  • Trata de mantener una buena amistad con alguien que sea mayor que tú, que pueda aconsejarte y que sepa escucharte.
  • Si tu amiga o amigo siempre puntualiza tus errores, pregúntale por qué lo hace. Si no te da una explicación lógica, aléjate. Es mejor estar lejos de personas tóxicas.
  • Si te sueles burlar de los demás. ¡Para! Desafortunadamente para ti, todo en esta vida se paga y muchas veces con creces. No te burles si no quieres que te hagan lo mismo o que tus generaciones la paguen por ti.
  • Fomenta las buenas relaciones con los demás. Por ejemplo, si ves que alguien ha hecho un buen ensayo en literatura, felicítale. Si te llega a preguntar como lo ha hecho, encómiale y si ves un punto flaco en el que pudiera mejorar, díselo con tacto. Recuerda que cómo nos dirigimos a los demás es muy importante.
  • No grabes peleas, discusiones o cualquier tipo de maltrato hacia otros con el propósito de subirlo a las redes sociales. Así solo fomentarás divisiones y estarías aplaudiendo estas injusticias. Al contrario, si pudieras fomentar la calma y paz, serías de gran ayuda junto con condenar el ¨bullying¨.
  • Si llegas a sentir el impulso de hacerte daño, cuéntalo a alguien de confianza y considera visitar un especialista. Recuerda, los psicólogos y psiquiatras no tratan solo a locos. Lejos de eso, te ayudarán a analizarte a ti mismo y ver cómo puedes mejorar. Así que cambia tu punto de vista hacia este tipo de especialistas y anímate a visitar uno.

Vencer el acoso escolar (bullying) es posible.

Actuar ante el acoso escolar

Piensa que todos tenemos áreas fuertes y áreas en que trabajar. De seguro tú eres ese condimento rico que puede aportar mucho a un grupo. Sé paciente y no te desmoralices si estás sufriendo acoso escolar. Pero eso sí, no lo permitas nunca. Ten siempre presente los puntos mencionados en el apartado anterior. ¡Haz algo ya!

Nunca pienses que eres una basura. Eres tan valioso como todos tus compañeros. Estás estudiando al igual que ellos porque quieres superarte. Así que no permitas que esto estorbe tus metas en la vida y tu esfuerzo al estudiar.

Si has sufrido acoso escolar, me gustaría que me contaras si algún punto de este artículo te ha sido de ayuda. También, si tienes alguna otra idea sobre cómo prevenir o evitar el acoso escolar, me alegraría que me lo contaras. Espero tu comentario. ¡Sonríe!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *