Instrumentos más fáciles de tocar

Ya sea por presumir con tus amigos, por conquistar a una chica o simplemente porque te gusta la música, aprender a tocar un instrumento es una de las mejores decisiones que puedes tomar en tu vida. Tal vez, te encuentres en ese punto en el que te vas a lanzar a esta nueva aventura pero tienes miedo de fracasar porque piensas que es muy difícil. Afortunadamente, no todos los instrumentos requieren el mismo esfuerzo y dedicación. A continuación, te hablaremos sobre los instrumentos más fáciles de tocar. ¿Estás listo?

Por qué aprender a tocar un instrumento musical

La pandemia, como tal, ha traído diversas adversidades y demás aspectos negativos a nuestra vida, limitándonos a tener muchas precauciones en nuestro cuidado personal, como el confinarnos en nuestros hogares por más tiempo del habitual. Sin embargo, todo tiene un lado positivo. Basta con cambiar la perspectiva para darnos cuenta de que estar encerrados en casa no debe ser sinónimo de aburrimiento, hay diversas cosas con las cuales pasar el tiempo y una de ellas es aprender algo nuevo. La música es una de las cosas más complejas y bellas de la vida haciéndonos experimentar sensaciones y sentimientos indescriptibles, por ende, aprender música puede llegar a ser apasionante e inspirador o, en otras palabras, divertido.

Sabiendo que la música es una muy buena manera de ocupar nuestro tiempo surgen preguntas como: ¿Qué instrumento tocar? ¿Qué instrumento puede ser más fácil de usar o aprender? ¿Dónde aprender música? o ¿Qué tan difícil resulta aprender música? Bien, las respuestas las estaremos dando en este artículo. ¡Sigue leyendo!

¿Existen instrumentos fáciles de tocar?

Primero, ¿es difícil aprender música? En realidad, no lo es. Ya sea que tengas talento o no, nunca sobra aprender música. Claro, no entrarás en temas avanzados como lo es la Teoría Musical, la cual investiga los aspectos técnicos o científicos de la música. Más bien, estarás dando tus primeros pasos, primero definiendo qué instrumento tocar y cuál “te suena más bonito”; puedes empezar buscando canciones que te parezcan lindas o usando algunas que ya conozcas y que te sean de agrado.

Segundo, ¿dónde aprender música? Si bien había cursos musicales, ahora, es más complejo poder aprender presencialmente. Sin embargo, la tecnología nos ha facilitado el aprendizaje desde la comodidad de nuestros hogares. Existen incluso maestrías en línea. Aprender a tocar un instrumento es una tarea que sin duda alguna puede ser resuelta desde tu hogar. YouTube, páginas en internet, artículos en línea o incluso cursos en línea de música son una gran ayuda para aprender a tocar un instrumento.

¿Cuáles son los instrumentos más fáciles de tocar?

Ahora, ¿Qué instrumento es más fácil de tocar o aprender? Responder esta pregunta puede variar conforme a la persona interesada. Hay una gran variedad de instrumentos divididos en grupos. Por mencionar algunos, están los instrumentos de viento, tales como: el saxofón, flauta, trompeta, clarinete, oboes, trombones, etc. También están los instrumentos de cuerda como: la guitarra, el violín, arpa, violonchelo, mandolina, etc. Además de estos, hay otros tipos de instrumentos como los de percusión o incluso los eléctricos. No obstante, en la propia experiencia del interesado puede que ya se haya decidido por el instrumento que se quiere aprender. Una vez conociendo los tipos de instrumentos, es momento de saber cuáles pueden resultar más sencillos de aprender a tocar y los estaremos analizando a continuación:

Piano

Si bien es un instrumento muy conocido, el piano es particularmente sencillo o difícil, varía bastante dependiendo de la pieza musical que se esté aprendiendo, pero como estamos hablando del porqué es fácil, se puede iniciar con cualquier tema que no sea complejo en el sentido de que no empiezas tocando el piano con piezas musicales como lo es el tercer movimiento de Moonlight Sonata de Ludwig Van Beethoven o piezas de Fréderic Chopin. Es claro que se debe empezar con algo sencillo y cómodo. Canciones de pop o cualquier género musical de la actualidad sirven para iniciarse en este viaje de aprendizaje. 

La flauta

Como todos los instrumentos, puede llegar a ser muy difícil dependiendo de la pieza musical que estés tocando. Sin embargo, la flauta es muy sencilla, a tal grado de que la emplean en diversas instituciones musicales en grados bajos y a edades cortas, dejando claro que la flauta es muy accesible en todo sentido.

El bajo eléctrico

Si bien no hemos tocado el tema a fondo de los instrumentos eléctricos, el bajo forma parte de esta lista, resultando ser un instrumento sencillo de tocar. Claro, nunca se debe menospreciar o subestimar algún instrumento. Ahora bien, el bajo eléctrico resulta ser fácil para aquellos que se interesan en tocar un instrumento. Siendo un instrumento de cuerda puede presentar algunas dificultades, pero nunca algo imposible.

El ukelele

En nuestra lista de instrumentos más fáciles de tocar, no puede faltar el ukelele, que además es barato en comparación con otros. Es cierto que el ukelele también puede presentar dificultades, pero no tantas como los instrumentos anteriormente mencionados. Es un instrumento de cuerda que cuenta con cuatro de estas, haciéndolo ligeramente más sencillo de tocar que la guitarra.

La guitarra

Un instrumento de cuerda muy conocido que, al igual que el piano, puede ser muy fácil o muy difícil de tocar. Todo depende de lo que te encuentres aprendiendo. Al aprender a tocar algún instrumento de cuerda es común que se generen lesiones en los dedos, más aún si se trata de la guitarra ya que esta cuenta con 2 cuerdas más que el ukelele. El hecho de que la guitarra tenga más cuerdas y sea más extensa, lo puede hacer un instrumento un poco más difícil de aprender, sin embargo, nunca representará retos imposibles.

¡Aprende ya uno de los instrumentos más fáciles de tocar!

Cualquier instrumento en el que exista interés por aprender a tocar tiene su “magia” y su dificultad, sin embargo, la dificultad siempre tendrá variaciones dependiendo de la pieza musical que se intente tocar.

En conclusión, no importa qué tan difícil o fácil se cree que sea un instrumento, siempre tendrá sus retos. Lo importante aquí es nunca detenerse por más difícil que resulte ser el aprendizaje. Siempre será de provecho aprender algo nuevo. Por último, no olvides dejarnos un comentario contándonos tu propia experiencia. ¡Ánimo y a por todas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *