Elegir Carrera

Orienta tu vida. Construye tu futuro.

Bienvenido a Elegir Carrera

Elegir qué carrera estudiar es una de las decisiones más importantes que deberás tomar a lo largo de tu vida. Marcará tu formación como adulto, así como tu futuro profesional. Por eso debes tener muy claro cómo elegir una carrera universitaria que no solamente te permita encontrar un trabajo, sino que también te haga sentir realizado.


Sin embargo, estarás de acuerdo en que no es fácil decidir tus estudios y menos aún teniendo en cuenta la inmensa cantidad de profesiones existentes y carreras universitarias disponibles. Así que, si te sientes perdido y no sabes por dónde continuar, no te preocupes. Has llegado al lugar indicado.


Qué carrera estudiar

Para ayudarte a escoger, hemos creado este portal dedicado exclusivamente a estudiantes como tú. En nuestra web podrás encontrar un magnífico test vocacional que, tras analizar tus preferencias, te orientará indicándote qué estudios son más afines a tu perfil. Este debería ser el punto de partida de todo alumno que quiera acceder a unos estudios superiores.

Chica pensando cómo elegir una carrera

Cómo elegir una carrera

Como decíamos antes, si estás aquí es porque te enfrentas a un momento clave en tu vida: saber cómo elegir una carrera universitaria. Si ya has hecho nuestro test vocacional tal y como te recomendamos, es posible que tengas varias opciones que te hagan dudar. A continuación te damos unos buenos consejos que sin duda te ayudarán a tener las cosas más claras.

Cómo elegir una carrera universitaria

Tanto si sabes los estudios que quieres cursar desde hace años, como si todavía andas dudando, hay varios puntos sobre los que debes meditar. Por favor, léelos detenidamente y luego dedica unos minutos a pensar en cada uno de ellos.

Puntos fuertes y débiles

Sé sincero contigo mismo y haz una lista de tus fortalezas y debilidades. Una vez las tengas, podrás ver más claramente qué carreras te interesan y cuáles deberías descartar. ¿Se te dan bien los idiomas? Tal vez una filología es lo tuyo. ¿Te cuesta horrores entender las matemáticas? Seguramente sea mejor dejar de lado las ingenierías.

Afinidad con la carrera

Otra cosa muy importante a tener en cuenta son tus gustos y aficiones. Cuando te dedicas a algo que amas, disfrutas cada día con lo que haces. Trata de encontrar carreras donde puedas llevar a cabo aquello que tanto te gusta. Por ejemplo, si eres una persona que le encanta estar en la calle y viajar, podrías trabajar de guía turístico, mientras que en un trabajo de oficina es posible que te sientas encerrado. Hacer lo que te gusta en tu trabajo es un lujo que pocos pueden permitirse.

Salidas laborales

Está muy bien estudiar lo que te gusta pero, ¿de qué te sirve si nadie quiere contratar a una persona con tu titulación? Hay carreras que lamentablemente tienen pocas salidas laborales, mientras que otras no pueden cubrir la demanda por falta de gente cualificada. Trata de buscar el equilibrio entre estudiar lo que te gusta y que además puedas ejercerlo. ¿O quieres estar con tu diploma y preparando hamburguesas? Para eso te puedes ahorrar muchos años de universidad.

Duración

Por lo general todos los estudios universitarios tienen una duración similar. No obstante, existen otras carreras en las que es muy recomendable especializarse y estudiar un posgrado. Analiza si tienes ganas de alargar por tantos años tus época como estudiante o si prefieres poder comenzar a trabajar en un tiempo razonable.

Dificultad

Otro aspecto que no puede faltar en nuestra lista de cómo elegir una carrera universitaria. Existen titulaciones que estudiando de manera razonable se pueden sacar adelante. Sin embargo, algunas carreras como las ingenierías o todo lo relacionado con ciencias puras, son muy exigentes. Requieren una gran dedicación y muchísimas horas estudiando.


No te dejes llevar por las modas

Hay años en que todo el mundo decide apuntarse a estudiar una carrera porque está de moda. Elige por ti mismo y no porque la mayoría decida ir en una dirección.

Descubre de qué trata realmente la carrera

No te quedes con el nombre y profundiza un poco más en todos los aspectos que abarca lo que quieres estudiar. A veces podemos llevarnos una desagradable sorpresa cuando vemos el plan de estudios de una carrera y poco tiene que ver con lo que pensamos. Por ejemplo, es muy divertido pensar que si estudias informática vas a estar todo el día desarrollando videojuegos o te vas a convertir en un hacker. Lamentablemente descubrirás que el primer año tendrás más asignaturas de matemáticas que de cosas relacionadas con la computadora.

Habla con un orientador vocacional

Es cierto que aquí te damos mucha información que te ayuda a saber cómo elegir una carrera universitaria, pero no está de más que busques a un profesional. Muchos centros cuentan con un profesional de este tipo en su plantilla. Si en tu caso es así, acércate y plantéale tus dudas. También puedes mandarnos un correo electrónico.

Investiga la universidad

Es posible que tengas claro lo que quieres estudiar pero que el centro donde se imparta no tenga buena reputación. Busca información al respecto porque hay entrevistadores que descartan automáticamente a los alumnos de estos sitios. ¿De qué te sirve el título si nadie le da validez?

Test vocacional

Perdona que insista en recordarte esto, pero si no lo has hecho ya, te lo vuelvo a repetir: ¡haz ya nuestra prueba vocacional! Es el punto de partida de todo estudiante que quiera saber qué carrera estudiar. Incluso puede que descubras que existen titulaciones que ni conocías.

No olvides que las decisiones vitales como escoger una carrera universitaria pueden llevarte a tener un futuro muy prometedor o totalmente desastroso. Tómate tu tiempo y decide con sabiduría.

Preguntas para saber qué carrera estudiar

A parte de todos los consejos que te podamos dar, tú mismo puedes hacerte un autoexamen. ¿En qué consiste esto? Pues es tan sencillo como que te hagas una lista de preguntas acerca de dónde quieres llegar en la vida o que esperas de la licenciatura que curses, tanto a nivel curricular como personal. Una vez tengas todas las cuestiones escritas, respóndelas por cada una de las posibles carreras. Aquí tienes una lista de ejemplo:

  • ¿Me imagino toda mi vida ejerciendo esa profesión?
  • ¿Se verán cumplidas mis expectativas salariales?
  • ¿Tengo claro todo lo que abarca esa carrera?
  • ¿Reuno los requisitos necesarios para poder ingresar en esa universidad?
  • En caso de que tenga que irme a vivir fuera, ¿estoy dispuesto a hacerlo?
  • ¿Puedo cubrir los gastos de estudiar esa carrera en esa universidad?
  • ¿Resultará fácil encontrar trabajo de lo que estudie?
  • ¿Se me hará muy larga la carrera y querré abandonarla antes de acabar?

Blog para estudiantes

También te animamos a visitar nuestro blog. Allí podrás encontrar gran cantidad de artículos que tratan una gran variedad de temas que te van a interesar: desde orientación vocacional, hasta técnicas de estudio, pasando por cosas tan delicadas como cómo copiar en un examen.

Mentiras sobre cómo escoger una carrera

Por último, queremos prevenirte de ideas erróneas que la gente suele tener en la cabeza y que seguro que has oído. Con todo lo que te han contado en tu escuela, otros amigos, familiares sabelotodo y tonterías que hayas podido leer en otras páginas, es posible que se te hayan formado ideas incorrectas. Estas son las mentiras que no debes creer cuando vayas a decidir tus estudios:

Me voy a hacer rico

No, estudiar una carrera con alta demanda o bien remunerada no te va a convertir en rico. Importa mucho cómo te desenvuelvas y te relaciones. ¿De qué te sirve tener un título si no sabes cómo afrontar una entrevista de trabajo? ¿Cómo vas a ganar mucho dinero si no eres capaz de conservar un empleo? Obviamente, lo que estudies te facilitará en parte este objetivo, pero dependerá muchísimo de cómo seas realmente.

Un orientador me puede decir qué estudiar

Jamás dejes que alguien te diga “estudia esta carrera porque te irá muy bien en la vida”. La orientación vocacional está justamente para eso, orientar, no para decidir por ti. Aquí nunca te vamos a asegurar (y si alguien lo hace, no le creas) que cursando tales estudios vas a ser un triunfador. Todo lo que nosotros te proponemos son sugerencias y eres tú quien en última instancia debe tomar la decisión.

Ir a la universidad me asegura tener trabajo

Aunque en este momento existan muchas ofertas de trabajo para aquellos que están estudiando una determinada carrera, no quiere decir que siempre vaya a ser así. La situación económica, avances tecnológicos y otros factores hacen que esto varíe. Además, en ciertos sectores existe una mayor demanda de gente que no tiene titulación universitaria. ¿Por qué? Muy sencillo: alguien con menos formación que sepa hacer lo mismo que tú cobrará menos. Si fueras empresario, ¿no preferirías la opción menos barata?

Si empiezo una carrera tengo que acabarla

En ningún caso estás obligado a acabar la carrera que empieces. Dejarla porque no te guste o porque es muy difícil no significa que hayas fracasado. Símplemente puedes haberte dado cuenta de que lo que estás estudiando no es lo que esperabas. Rectificar es de sabios y siempre estarás a tiempo de cambiar de titulación.

Si dejas de lado todas estas mentiras y te centras en los consejos que te damos, evitarás escoger una carrera inadecuada para ti.