Consejos para realizar las portadas de las tareas universitarias

Algo qué ocurre con mucha frecuencia durante la época universitaria es tener que realizar trabajos o informes para las diferentes asignaturas que se están cursando. Una de las partes a la que menos tiempo se le dedica es la portada. En este artículo nos veremos por qué es importante prestarle atención. También te daremos algunos consejos para realizar las portadas de las tareas universitarias.

¿Por qué es importante utilizar una buena portada en los trabajos?

Seguramente has escuchado alguna vez la conocida frase qué dice “no juzgues a un libro por su portada”. Está expresión se usa mucho porque los seres humanos tenemos la tendencia hacernos una idea de algo o de alguien solamente con su apariencia. Esto provoca que, antes de conocer el contenido o el interior, prejuzguemos las cosas.

Ahora te estarás preguntando “¿qué tiene que ver todo eso con las tareas de la universidad?”. Vamos a poner un ejemplo muy sencillo de entender. Supón qué has estado trabajando muy duro durante varias semanas en hacer un trabajo para una importante asignatura de la carrera. Te has esforzado mucho para que el contenido esté bien explicado; has buscado ilustraciones que encajan perfectamente con el tema del que hablas; las referencias bibliográficas son exactas y el índice está bien construido y ordenado. Sin embargo, vas un poco apurado y te limitas a crear una portada en blanco dónde solamente aparece el título de tu tarea y tu nombre.

¿Qué crees que va a pensar el maestro? Es cierto que tu trabajo es muy bueno y merece una calificación alta. No obstante, lo primero que va a haber tu profesor es la portada y la sensación que le va a transmitir no será buena. De hecho, lo más probable es que al ver una portada tan sencilla piense que apenas le has dedicado tiempo. Inconscientemente, esto le va a crear una visión negativa aunque ni siquiera haya comenzado a leer el contenido.

¿Hacer la portada o descargar una plantilla?

Ahora que tienes claro lo importante que es que tu trabajo tenga una buena portada te estarás preguntando cómo puedes conseguirlo. Existen varias posibilidades, cada una con sus ventajas y sus inconvenientes.

La primera opción es crear tú mismo la portada. Haciéndolo de esta manera, puedes estar seguro de que va a ser única. Esta es la opción más complicada porque no todo el mundo sabe cómo hacer la portada de un trabajo. Además, es posible que no tengas el tiempo suficiente para diseñar una que sea bonita.

Otra posibilidad es utilizar una portada predefinida. Si utilizas Microsoft Word para realizar tus trabajos, el propio editor te ofrece una variedad de plantillas que puedes usar. El problema es que la gran mayoría de personas utiliza este programa y los modelos son muy limitados. Eso hace que sea fácil encontrar dos trabajos con la misma portada.

La mejor opción es utilizar alguna de las portadas para word que ofrecen infinidad de modelos de plantillas. Al tener tanta variedad puedes elegir la que mejor encaje con tus necesidades y que además tenga una estética apropiada para la temática de tu tarea.

Como decíamos antes, es muy importante prestar atención a la portada de un trabajo y con muy poco esfuerzo, utilizando una de estas plantillas, le darás el toque final para que parezca profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *